Francia comenzó este jueves 5 una campaña preventiva de sacrificios de animales de granja en tres departamentos del suroeste del país, que podría afectar hasta a 800.000 aves, para intentar evitar nuevas propagaciones de la gripe aviar.

Los sacrificios, que según el programa inicialmente diseñado se van a prolongar hasta el día 20, se van a llevar a cabo en los departamentos de Gers, de las Landas y de los Altos Pirineos porque es allí donde se ha constatado que la enfermedad continuaba extendiéndose, explicó a Efe una portavoz del Ministerio de Agricultura.

La portavoz indicó que la operación podría concernir “potencialmente 800.000 animales” aunque no necesariamente se llegará a esa cifra si se constata que la propagación de la gripe aviar deja de avanzar.

Seguir leyendo en Agroinformacion.com

Be Sociable, Share!
 

Comments are closed.